Noticias

Nava, la mano derecha de Bautista explica su trabajo en WorldSBK

Thursday, 28 March 2019 15:12 GMT

El jefe técnico jefe de Álvaro Bautista nos habla de su trabajo y de los motivos que le han llevado a trabajar con Ducati junto con el español después de años en MotoGP™

Dos campeonatos con similitudes, pero profundamente diferentes. MotoGP™  y WorldSBK se centran en la velocidad: el primero propone la tecnología más avanzada en pista, mientras que el segundo lleva al máximo el potencial de las derivadas de serie.

A lo largo de los años, hemos presenciado a menudo el paso de pilotos, técnicos o ingenieros de un paddock a otro. Giulio Nava conoce bien ambos entornos. Comenzó su carrera en WorldSSP, luego colaboró ​​con pilotos de WorldSBK y MotoGP™. Actualmente es el jefe técnico de Álvaro Bautista en el Aruba.it Racing –Ducati y en 2019 ha regresado a WorldSBK después de haber pasado buena parte de su carrera en el paddock de MotoGP™.

Nava, quien acompañó a Ben Spies en la conquista del título mundial de WorldSBK en 2009, regresa diez años más tarde al mismo campeonato para apoyar al piloto que ya ha ganado las primeras seis carreras de la temporada.

¿Qué te convenció para aceptar este proyecto junto con Bautista en Ducati?

"Fue fácil decidir trabajar con Álvaro, nos conocemos desde hace mucho tiempo, trabajamos juntos en Aprilia y es más fácil colaborar con personas que ya conoces, a quienes valoras y sabes los resultados que pueden lograr. Estas fueron las principales razones por las que le dije que sí a Bautista. Aparte, la relación que tengo con Álvaro va más allá del aspecto profesional. También estamos vinculados por una verdadera amistad.

Por otro lado, me estaba llamando Ducati. Es una opción muy estimulante porque se trata de una gran compañía muy involucrada tanto en MotoGP™ como en Superbike. Este proyecto es muy válido, y conocía a algunas de las personas que formaban parte de este grupo de trabajo; de otras solo había oído hablar, y todas son profesionales. Así que no fue difícil encontrar buenas razones para aceptar”.

¿Cómo cambia el trabajo de un técnico de MotoGP™ a World Superbike?

"Básicamente el trabajo es el mismo. Tengo la obligación y el honor de administrar una parte del box, tengo que tratar de encontrar soluciones a partir de la información recopilada a través de ordenador, el telemétrico y el piloto.

La diferencia con MotoGP™ está en el tipo de campeonato, en las pistas, el proveedor de neumáticos y en el hecho de que solo hay una moto. Esto es desestabilizador al principio porque al tener dos en el box de MotoGP™ casi podría decirse que simplifica un poco el trabajo durante los entrenamientos, cuando hay poco tiempo disponible y no se puede volver atrás si una modificación no funciona. Aquí, con una sola moto disponible, es más difícil porque se vuelve aún más importante poder encontrar la configuración adecuada en el menor tiempo posible".

Ducati ha invertido mucho dinero y energía en los últimos años para llevar el título a Borgo Panigale en ambos campeonatos. Cómo una figura clave en el éxito de esta misión en WorldSBK, ¿cómo vives esta experiencia?

"Creo que todos son importantes, empezando por el trabajo que las personas hacen en la fábrica. Yo aquí utilizo las herramientas que alguien ha puesto a mi disposición. Mi trabajo es hacer que el piloto será lo más rápido posible con lo que tenemos. Si al final de la carrera el piloto se queja de algún aspecto, tengo que informar para que en la fábrica sepan en qué trabajar para encontrar soluciones. No podemos llevarnos todo el mérito, porque todos son indispensables, todos tienen una tarea fundamental para poder obtener resultados y todos nos necesitamos. Es un trabajo de equipo".

Tu carrera comenzó en WorldSSP y luego pasó a MotoGP™. ¿Cómo ha sido volver al paddock de WorldSBK después de estos años?

"Es genial estar de vuelta a World Superbike, es el campeonato donde comencé mi carrera y ha resultado fácil reincorporarme. He tenido la suerte de rencontrar personas con las que había trabajado en el pasado y me han acogido muy bien, ha sido relativamente fácil comenzar a trabajar con ellos de nuevo".

 ¿En qué trazados teme que pueda tener más dificultades y en cuáles crees que puede tener alguna ventaja?

"La moto es muy joven, cada salida a pista es una novedad de la que sacamos nuevos datos, todavía la estamos desarrollando y por lo tanto esperamos mejorar. Creo que la diferencia se hará con las soluciones que propondremos y si, por ejemplo, pedimos algunas cosas y en la carrera siguiente ya podemos tenerlas y probarlas. No creo que el tipo de pista en sí afecte mucho. Cuando estemos en circuitos que Álvaro conozca, el problema será relativamente pequeño, en cambio, cuando nos enfrentemos a pistas donde nunca ha rodado, deberemos tener en cuenta que nos pondrán más a prueba. Tendremos que encontrar la puesta a punto y darle tiempo para que conozca la pista, las trazadas y las referencias".

Ya después de la primera carrera, vimos que este año el nivel de la competición es realmente alto. ¿Cuáles crees que son los puntos fuertes de vuestros rivales?

"La competencia es fuerte. Últimamente hemos leído en los periódicos que este año hay menos pilotos que en el pasado, la parrilla es más reducida, pero el nivel y la calidad por lo que respecta a equipos oficiales y pilotos es más alto que en el pasado.

Los otros equipos tienen una ventaja sobre nosotros porque han tenido la misma moto durante años, un paquete consolidado que va más allá del potencial del piloto o de la moto en sí mismos. En general, he visto que los rivales están ahí, no he notado grandes diferencias entre uno y otro. La clave será encontrar el mejor compromiso cada vez para tratar de disimular nuestros problemas y potenciar nuestros puntos fuertes”.

¡No te pierdas el tercer Round de la temporada en la pista de MotorLand Aragón, del 5 al 7 de abril, con el VideoPass WorldSBK!